25 may. 2013

Sexismo y violencia de género

        Cultura es un término con varias acepciones. Una de ellas nos permite entenderla como el conjunto de creencias, modos de vida y valores de un pueblo, de una época, en fin, de un grupo humano. A veces ese acervo puede ser percibido desde afuera como incultura, en el sentido de falta de conocimientos y estrechez de miras que dificultan un pensamiento crítico, racional, libre.
Lo insoportable que hoy nos parece la violencia de género constituye el caso típico de una práctica nacida de una cultura que agoniza a la que observamos desde nuevos valores y creencias. Como ambos fenómenos, la violencia y el escándalo que produce, se generan en la misma sociedad, entre contemporáneos, cabe deducir que conviven valores y creencias contrapuestos, que los nuevos no acaban de sustituir a los antiguos y por eso el conflicto se manifiesta entre individuos o en el seno de la conciencia de cada uno.

17 may. 2013

A mí me vale


A mí me vale la Constitución.
Parece que debiéramos olvidarnos de la Transición, de la monarquía, de las autonomías, del Senado, de las provincias, etc. Hay a quien se le ocurre prescindir de algunas pero otros prefieren hacer tabla rasa. En España lo que mola es la tabla rasa. Precisamente el desprestigio actual de la Transición le viene de que por primera vez en nuestra historia no sólo no hizo tabla rasa sino que incluso presumió de ello.
En realidad todas las anteriores tablas rasas no fueron tales, pero al menos durante cierto tiempo simularon serlo. Lo de menos es ser, lo importante es parecer. Así todos contentos: los ingenuos creyendo que inventan el mundo; los astutos dejando que lo crean mientras ellos medran.

13 may. 2013

Agitprop y márquetin


Los partidos que hoy utilizamos, o nos utilizan, según opiniones, poco tienen que ver con sus antepasados decimonónicos, época en la que se consolidaron y difundieron como útiles instrumentos de los nuevos regímenes parlamentarios de linaje burgués. Eran entonces apenas lugares de encuentro entre sensibilidades ideológicas afines y/o intereses coincidentes. Muchas veces nacidos de tertulias y mantenidos y difundidos en torno a un periódico, pero sin más disciplina interna que la imprescindible para mantener los intereses comunes y la obligada lealtad. Ninguna otra estructura partidaria.
Cuando, por efecto del marxismo, las masas obreras decidieron entrar en los templos parlamentarios, lo hicieron como elefante en cacharrería poniendo patas arriba los usos de las clases bienpensantes que hasta entonces monopolizaban la lucha política a la que habían dotado de reglas, como a cualquier confrontación entre caballeros. Algunos de los efectos fueron un cambio drástico en la fisonomía y funcionalidad de los partidos y de las cámaras.

6 may. 2013

La encuesta


La última encuesta del CIS nos muestra con crudeza el vía crucis en que se ha convertido nuestro itinerario político a estas alturas de la crisis económica. Todos los datos que muestra son reveladores, pero muchos de ellos también inquietantes.
Crece el número de los descontentos con el Estado autonómico, muchos optan por su desaparición. Pero al mismo tiempo crece el número de los independentistas (uno de cada tres en Cataluña). El reparto territorial de las opiniones muestra que las primeras triunfan en el centro y las segundas en la periferia. Pienso que el rechazo de lo existente es de por sí penoso (hace escasos años se aceptaba mayoritariamente como un hallazgo histórico); que haya una polarización en la discrepancia, preocupante; que se polarice territorialmente, alarmante. Nada de esto es una novedad, lo que incita la zozobra procede de su incremento, de su marcha imparable, de la frustración de una vía de solución que hace nada parecía real.

2 may. 2013

El sueño de la razón...

No descubro nada por decir que la libertad de expresión es la columna vertebral de la democracia y que alcanza su verdadera magnitud social al traducirse en libertad de prensa. Pero aquí es donde surgen los principales problemas que tenemos hoy planteados en relación con el autentico ejercicio de este derecho fundamental. La información se realiza a través de empresas que, como todas en nuestro mundo, dependen de la obtención de beneficios para subsistir. Es decir, están sometidas a la competencia y a los procesos que sufre cualquier sector económico; así, en momentos de crisis como los que vivimos (hay un salto tecnológico que está poniendo en cuestión todo el sistema), ha de hacer frente a los procesos de concentración o tendencia a la monopolización, que se manifiesta en absorciones y liquidaciones constantes.