29 may. 2014

Primarias

Las elecciones parlamentarias europeas están siendo un revulsivo en el panorama político nacional. El mayor impacto es el hundimiento de los dos grandes partidos, especialmente el PSOE,  porque el PP puede mostrar una victoria, aunque pírrica. Los socialistas preparan congreso para julio y su secretario anuncia el cese para entonces; las primarias después. Decía Gabilondo en la Ser que eran decisiones prudentes, para agregar después “Pero ¿es prudente ser prudentes?”. Ciertamente, parece que la gente reclama medidas más espectaculares, profundas y urgentes.

24 may. 2014

La cara oscura de la globalización

El dios romano Jano tenía dos caras. Se colocaba su imagen a la entrada de los edificios simbolizando los dos aspectos de la puerta, permitir la entrada o la salida y cerrar el acceso. Pocos hechos de la actividad humana son singulares en sus efectos. La experiencia en este sentido ha acuñado la expresión popular, no hay mal que por bien no venga. Y a la inversa.

Cuando comenzó a apuntar el fenómeno de la globalización lo saludamos como un salto de civilización que erradicaría antagonismos históricos  (culturas, etnias, naciones) y lograría por fin una comunidad de la humanidad. Pocos se percataron entonces de un posible lado oscuro que fuera a enturbiar la supuesta fiesta que se anunciaba. La historia debió alertarnos: la revolución industrial, un logro que abrió la modernidad, supuso desde el principio la explotación inhumana y el descenso a los infiernos de masas de trabajadores, que necesitaron muchas generaciones para lograr una cierta seguridad y un vacilante bienestar; el descubrimiento de América, antes de mostrar sus excelencias históricas, produjo uno de los mayores genocidios conocidos, el desequilibrio del sistema monetario y la ruina financiera y después económica del descubridor y primer explotador. Para qué seguir.

20 may. 2014

La izquierda posible


Nos trajo Jordi Évole en su programa la voz y la imagen de Mujica, presidente de Uruguay. Por si acaso no estaba convencido ya, su presencia me confirmó en la idea de que hay que mirar a América si queremos ver una izquierda viva, capaz de afrontar los nuevos tiempos. Cierto que a veces sus perfiles se difuminan enterrados en la hojarasca populista que crece en su entorno y en su propio corazón; pero existe, lo que no es posible afirmar con rotundidad en otras latitudes.

16 may. 2014

Del Corán y de los derechos humanos

El asesinato es universal. Que una secta política o religiosa, o ambas cosas a la vez, lo practique para sembrar el terror, puede decirse, con las reservas que se quiera, que entra dentro de la normalidad. De sobra estamos ‘acostumbrados’ a ello. Todos los terroristas del mundo lo hacen, con las variantes o con la ligereza o contención que marquen las circunstancias. Sin embargo el terror también tiene límites. Los impone la cultura, entendida como el conjunto de convenciones que una sociedad se impone, fruto de su experiencia histórica. Ni el más loco de los terroristas osaría violarlos, so pena de perder todo apoyo, incluso el condicionado por el terror.

9 may. 2014

Europa en la palestra


Habitualmente nos debatimos entre el deseo de una Europa que borre realmente fronteras y un nacionalismo que se revuelve molesto contra cualquier instancia que amenace la soberanía nacional. Son sentimientos encontrados que encuentran difícil acomodo racional en nuestra conciencia y nos empuja a una situación esquizoide. Nadie está libre de esta experiencia. En los foros donde se debate sobre Europa siempre flota en el ambiente, sobre los argumentos que se esfuerzan en fundamentarse racionalmente, esta contradicción emocional entre el deseo de la utopía futura que nos espolea y la experiencia de la realidad histórica que nos lastra con fuerza.

2 may. 2014

El abogado del diablo

‘Advocatus diaboli’, abogado del diablo, es la expresión con que se conoce al fiscal en los procesos de canonización que emprende el Vaticano; su misión consiste en exigir pruebas, objetar y descubrir errores en la documentación aportada por los promotores del proceso. Desde la ingenuidad se denomina así por dificultar, de hecho, las canonizaciones ¿Qué otra cosa podría desear el demonio? Cualquiera no lastrado por la inocencia (llamémosla así) pensaría que un buen diablo (disculpen el oxímoron) trabajaría por introducir en el ‘staff’ celestial a cuantos más indeseables mejor. Esto me ha hecho pensar que en la reciente canonización de Wojtyla (Juan Pablo II) el abogado del diablo en cuestión ha hecho un buen trabajo, contra el pasotismo que le achacan los incautos.