31 oct. 2016

Del gremialismo a la globalización. Un camino irreversible

Zapatero
En las repúblicas urbanas los gremios fueron protagonistas decisivos; también en el tira y afloja de los monarcas con la nobleza, contribuyendo a inclinar la balanza a favor de los primeros y, a la larga, a inventar los estados modernos. Organizados pronto los estados nacionales según los presupuestos del capitalismo liberal, percibieron enseguida al gremialismo como un factor de retardo, por lo que en todas partes las leyes lo combatieron con mayor o menor contundencia. La última vez que se puso de moda fue en aras del populismo fascista (corporativismo mussoliniano o franquista) aunque como suele ocurrir con todo populismo tenía mucho más de falaz que de apuesta sincera. En el S. XX era ya una fórmula superada, como otras muchas que el discurrir económico había relegado al baúl de los recuerdos. Puede atraer y alimentar sentimientos nostálgicos o equívocas propuestas en momentos puntuales, pero ya es ceniza.

20 oct. 2016

Banderas y efemérides

Dalí - El sueño de Colón
Aunque seguramente estemos aún en la prehistoria de la neurociencia los investigadores han puesto ya de relieve la complejidad de nuestro cerebro, construido a lo largo de millones de años de evolución y en el que conviven elementos ancestrales con otros modernos. No somos todo razón y lógica, hay también, por ejemplo, una ‘inteligencia emocional’ asociada en los procesos del intelecto a las demás potencias, como el razonamiento lógico, que es el que nos parece más humano por haber sido adquirido en los últimos estadios de nuestra evolución y porque pensamos, quizás no del todo acertadamente, que lo disfrutamos en exclusiva. El caso es que la entidad humana comprende todas las potencialidades sin posibilidad de disociación y las sociedades humanas necesitan por ello no sólo de razones para su creación y mantenimiento sino también de ritos y símbolos que respondan más al mundo emocional. Esto es cierto para los pequeños grupos, familias, como para los grandes y complejos, naciones.

12 oct. 2016

El pueblo judío: del mito a la realidad

El mito fundacional de la nación judía es el éxodo o salida de Egipto bajo el liderazgo de Moisés y se narra en el libro del mismo nombre. Durante ese episodio se cerró el pacto con Yahvé, que les conduciría a Canaán, la tierra prometida. Todas las naciones han elaborado relatos míticos para explicar y sacralizar sus orígenes: en España nos valimos de Santiago y la recuperación de una tierra supuestamente perdida por los pecados de los antiguos y la maldad y crueldad de los sarracenos, quienesquiera que sean los que encerremos en esa denominación. En realidad las diferencias entre estos mitos suelen limitarse a los detalles.

5 oct. 2016

Bobocracia


En Memorias de África cuando la baronesa von Blixen decide levantar una escuela para educar a los niños kikuyu, cuyos padres trabajan en la plantación, el anciano jefe de tribu que tiene que dar el consentimiento hace una muesca con su cuchillo en un pilar del aula para indicar que sólo los niños que no alcancen esa altura podrán asistir a las clases. Ante la sorpresa de Karem, la baronesa, Farah, su criado somalí, le explica que el jefe tiene razón porque si se educaran niños mayores sabrían más que él y podrían cuestionar su jefatura. Alta política, como la que se practica en la dirección de cualquier partido. Lo que tiene de bueno estudiar a los pueblos primitivos es que podemos vernos en ellos sin los tapujos de la civilización.

3 oct. 2016

La física aplicada a la política

Un agujero negro es un punto en el Universo con un campo gravitacional tal que nada material, ni siquiera la luz, puede escapar a él. Se dice fácil, pero se comprende menos. La física es así, una ciencia dura no apta para legos. Yo no llego ni a lego y por eso me atrevo a trasladar la imagen a la sociedad. Las turbulencias de la crisis financiera, luego económica, después social, ahora política han creado un agujero negro, o quizás morado, que succiona todo aquello que se aproxima al “horizonte de sucesos”, que dicen los físicos. Ha engullido votos de izquierdas por millones; en seguida toda una organización como Izquierda Unida —hay que decir que este último suceso produjo un cierto atragantamiento, lo que sugiere que hasta los agujeros negros tienen sus debilidades—; ahora es el PSOE el que se encuentra al borde después de haber perdido en el embudo infernal a una buena parte de sus votantes. La fuerza succionadora tironea de sus dirigentes a muchos de los cuales ha dejado in albis vestimenta, que diría un clásico pudoroso, para entendernos, con las vergüenzas al aire. Como en la física, nadie sabe qué hay al otro lado del agujero negro, o morado: puede que otro universo imagen especular de éste en el que la derecha sea la izquierda y viceversa.