31 dic. 2015

Un montón de gente

Si lanzamos una moneda al aire las probabilidades de que salga cara o cruz son las mismas, 50% para cada una. De hecho si las tiradas se prolongaran al infinito el resultado, dicen los matemáticos, sería siempre el empate. Por extraño que parezca el resultado más probable en una asamblea de 3030 miembros que vota SI o NO es el empate, o sea, 1515 para cada opción. Naturalmente para eso se necesitaría que sus componentes fueran elementos no pensantes, como las monedas. Cualquier actividad cerebral introduciría variantes que destrozarían las matemáticas. Y si se supone que el grupo tiene una cierta homogeneidad en su pensamiento, como debe ocurrir en un partido político o candidatura, y la pregunta no se refiere a sus preferencias por los dulces de pascua, el empate sólo se explica por la intervención del maligno, como sugirió el líder máximo del evento que nos ocupa, la asamblea de la CUP. Si no se cree en Satanás la opción que nos queda es suponer que la actividad cerebral de los presentes fue próxima a cero.

27 dic. 2015

La solución el año próximo

No asusta la muerte sino cómo llega, y la que nos espera después de las digestiones de los mantecados y de las elecciones 20D va a ser lenta y cruel.

Es habitual que tras la noche del recuento todos los partidos participantes se muestren satisfechos porque siempre hay un aspecto de los resultados en el que encontrar consuelo y aún alardear ante el personal. En esta ocasión por muchas vueltas que le demos todos han perdido.

PP y PSOE han extraviado millones de votos y sus líderes se tambalean, aunque, como suele ser habitual entre nosotros, en lugar de abandonar se defienden como gato panza arriba. Lo de la vergüenza torera ha quedado definitivamente restringido al uso exclusivo de la tauromaquia.

17 dic. 2015

Física, geografía y política

La física tiene reglas inmutables: ningún cuerpo puede ocupar al mismo tiempo el lugar de otro, según la ley de impenetrabilidad, que no requiere mayores explicaciones porque se puede percibir y aceptar intuitivamente sin gran esfuerzo intelectual. En política, por el contrario, parece no haber nada inmutable, pero, así y todo, en la geografía partidaria esta ley se cumple siempre. El feroz combate por el centro que se libra entre todos los partidos que aspiran en serio a conquistar el poder es demostración palpable.

10 dic. 2015

Entre el sueño y la pesadilla

El Estado nación se desmorona. La globalización no es un proyecto de fuerzas benéficas o maléficas, es un hecho, y «Europa es el único continente donde esa pérdida de poder [del Estado nación] no solo está ocurriendo, sino donde, hace más de sesenta años, se puso en marcha como una decisión política consciente, desarrollada en pasos pequeños y controlados como una comunidad de solidaridad internacional»*. La operación implicaba la superación del nacionalismo, responsable, principal o subsidiario pero indiscutible, de las últimas tragedias europeas, que superaron los límites del continente para afectar al mundo entero.

3 dic. 2015

Los malos son ellos

Los malos y los buenos no están bien distribuidos. Casi todos los buenos están por aquí, a nuestro alrededor, en cambio los malos muestran una extraña preferencia por merodear en otros vecindarios, los del prójimo. Veo Carlos, la serie sobre el emperador con que nos obsequia TVE y me quedo pasmado de la maldad, frivolidad, doblez, estupidez o lujuria de los reyes de Francia o Inglaterra, incluso los papas, en contraposición a la caballerosidad, bonhomía y hasta capacidad para el amor verdadero, de los de España, que apenas si tienen que mejorar en alguna cosilla de poca monta. Hay que incluir a las reinas que aunque sean extranjeras de origen en seguida se contagian de las buenas cualidades del lugar, y si naciendo aquí marchan afuera nunca las abandonan. Viendo la serie no se me va de la cabeza aquella copla que dice: La española cuando besa/ es que besa de verdad… Debería estar en la banda sonora, por lo menos en las escenas con féminas.