30 nov. 2013

Responsabilidad

Se ha consumado el cierre de la radiotelevisión autonómica valenciana. El proceso, seguido paso a paso por la prensa, la radio y la televisión como si se tratara de algo trascendental para toda España (viva el corporativismo) es un símbolo de lo que a nivel de toda nuestra sociedad ocurre en lo que se refiere a la responsabilidad.

Parece como si tal valor sólo fuera exigible a los que detentan algún poder. Como si los ciudadanos de a pie, como suele decirse, estuvieran exentos de esa carga, como si el pueblo llano fuera por definición sustancialmente inocente, en la más amplia acepción de la palabra, y cualquier exigencia de deberes en su trabajo o en el ejercicio de su ciudadanía estuviera fuera de lugar, como si las obligaciones morales que se derivan del libre arbitrio de cada cual no fueran exigibles a cada uno de nosotros con independencia del lugar que ocupemos en la sociedad.

16 nov. 2013

Desenterrando la Biblia

Los cinco primeros libros de las Sagradas Escrituras, que los cristianos llaman Pentateuco y los judíos Tora, contienen el germen de las tres religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islamismo). Son sin duda los escritos que han ejercido una mayor influencia en la historia de la humanidad, considerando que los evangelios y el Corán son algo así como la ampliación y actualización de la revelación, según cristianos y musulmanes. Muchos millones de personas creen todavía hoy que han sido inspirados por Dios y que, por tanto, encierran las verdades fundamentales que han de guiar la vida de los hombres. Sin mencionar que han constituido la médula ideológica en torno a la cual se han levantado dos grandes civilizaciones, la cristiana y la islámica

10 nov. 2013

Perdiendo el control

El despuntar del capitalismo (baja Edad Media) fue temprano y su arraigo lento, difícil y paulatino, aprovechando las contradicciones del anterior sistema y formación social (feudalismo).
 El poder de los monarcas sólo podía crecer a costa de los nobles, auténticos beneficiarios del feudalismo, pero también principales sostenedores de la monarquía. Para ello los reyes tuvieron que buscar financiación allí donde había dinero: las ciudades (burgos), hogar de la burguesía. El proceso de pactos, complejo, accidentado y titubeante acabó convirtiendo, al cabo de unos siglos, a la nueva clase en protagonista de una revolución que acabaría con las monarquías y todo el sistema feudal.

1 nov. 2013

La solución asimétrica

Los nacionalistas catalanes llaman España al conjunto de los territorios del Estado que no son Cataluña. Lo mismo se puede decir de los vascos. Puesto que el nacionalismo radical se ha extendido en ambos territorios como mancha de aceite (en los últimos tiempos más en el primero, sorprendentemente) la frecuencia con que lo oímos ha aumentado mucho. El hábito ha llegado a los medios de comunicación y a muchos ciudadanos de cualquier lugar que, queriéndolo o no, se expresan así más que ocasionalmente.