12 mar. 2016

A vueltas con Podemos


Hay un canon marxista, como lo hay cristiano, de donde es posible extraer inagotablemente citas sobre una verdadera infinidad de cuestiones. Ofrezco hoy esta joya nada desconocida y seguramente utilizada con frecuencia en estos últimos años a propósito del 15M y Podemos. Su autor es Lenin y la obra La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo: «El pequeñoburgués "enfurecido" [indignado?] por los horrores del capitalismo es un fenómeno social propio, como el anarquismo, de todos los países capitalistas. La inconstancia de estas veleidades revolucionarias, su esterilidad, su facilidad de cambiarse rápidamente en sumisión, en apatía, en imaginaciones fantásticas, hasta en un entusiasmo "furioso", por tal o cual tendencia burguesa "de moda", son universalmente conocidas»

Cometiera o no un error yo lo analicé desde su nacimiento (al movimiento 15M) de esta forma. Sin duda mi simpatía, en tiempos lejanos, por el leninismo tuvo mucho que ver. Presume Podemos de ser la construcción del 15M. En realidad los que hoy dirigen el partido morado eran ya militantes de diversas organizaciones de extrema izquierda cuando surgió el movimiento, al que acudieron en tropel para apropiárselo, utilizarlo, alentarlo, estimularlo o, en el mejor de los casos, aprender de él. De todo habría. Poco después había en el mercado político varias formaciones que se proclamaban herederas del 15M. Podemos se llevó el gato al agua.

Para ello se dieron varias circunstancias favorables: la aparición de un líder carismático, concreción de un colectivo surgido en la universidad, bragados en el debate ideológico del postmarxismo populista (Laclau) y la praxis del comunismo (¿?) populista latino americano; la palestra que supuso la lucha antiglobalización y los activismos okupas, anti desahucios, etc.; la disponibilidad de una organización, Izquierda Anticapitalista (IA), que prestó su débil estructura organizativa, lo que merece mención aparte; la persistencia de la crisis económica que agravó la crisis política.

 ¿Qué es IA que tanta importancia tiene en Podemos y que protagoniza muchas de sus tensiones internas (Andalucía, Madrid…)? Si nos remontamos a la Transición su ancestro en aquella época fue la Liga Comunista Revolucionaria perteneciente a la IV Internacional, es decir, Trotskista. De hecho se declaraban herederos del POUM, que protagonizó y sufrió las consecuencias de una lucha fratricida con el PCE en Cataluña durante la Guerra Civil. El fracaso de los comunismos con la consolidación democrática les llevó a entrar en IU con el nombre de Espacio Alternativo, donde languidecieron con Anguita y Llamazares. Abandonaron ya como Izquierda Anticapitalista para presentarse a las europeas (2009) con el apoyo de ciertos medios (Público). Tomo parte activa en el 15M y después de él se integraron con Podemos al que proporcionaron su estructura organizativa y en el que, después de cierta polémica, se vieron forzados a disolver su organización para crear una plataforma llamada Anticapitalistas, con la que desapareció la contradicción de una organización dentro de otra que en teoría no aceptaba más siglas en su seno que las propias. De nuevo han repetido el mismo movimiento que hicieran con IU, sólo que aquí tienen posiciones fuertes y tocan poder por primera vez (Andalucía, Madrid…). Su peculiaridad en el mundo de la izquierda se limita al afán por mantener la llama revolucionaria siempre encendida (‘revolución permanente’) y a una táctica que llaman “entrismo” consistente en introducirse en cualquier organización de masas para forzar su radicalización, lo que suele hacerlos odiosos en todo confín.

Que nadie se engañe, Podemos es esto, un magma en el que mucha gente ha depositado su confianza, pero oscilante entre dos tendencias dominantes, ambas extremas: el populismo comunista americano y el trotskismo; en la medida que se imponga el segundo la radicalidad y la imposibilidad de llegar a acuerdos de gobierno será mayor. En cualquier caso un fundamentalismo comunista del que podríamos decir con el filósofo dieciochesco Shaftesbury a propósito de los ‘entusiastas’ (fanáticos diríamos hoy) de cualquier especie que «las naciones inteligentes dejan que la gente haga el tonto todo lo que les apetezca y jamás castigan con severidad aquello que sólo merece risas». Naturalmente para eso hay que tener flema británica.


2 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Y la confianza solo se pierde una vez...


Saludos

galanygarciah dijo...

Si , todo esto son teorías que cada cual tiene las suyas y casi todos creen que las propias son las acertadas , usted dice aquí cosas gratuitamente , sin datos y nombres concretos , habla nada mas ni nada menos que de Lenin , del POUM y otras " antigüedades " que poco o nada tienen que ver con la realidad de hoy en este país , la cuestión es que España esta como esta , no es necesario repetir otra vez los datos , las cifras del paro , de la deuda , de los desahucios , de la corrupciones etc etc , son conocidísimas , entonces hay los partidos que hay , el PP que a pesar de todo sigue contándonos " sus batallitas " el PSOE que esta en su línea habitual , del si pero no , del ni frio ni caliente y sus luchas internas por el poder con los " clásicos " de siempre González , Rubalcaba, Corcuera , Susana Díaz etc etc , Ciudadanos repleto de gente con ambiciones de subirse al primer autobús que les conduzca hacia algo de poder , sin importarles demasiado como y con quien y esta Podemos , esos " chicos " populista , bolivarianos , amigos de Syriza , de Venezuela , comunistas 2.0 , financiados por Irak , por Rusia y ahora hasta por El Corte Ingles según una cohorte de " opinadores " tertulianos , periodistas etc. Esta es la cuestión , ¿seguimos votando mayoritariamente al PP o votamos esa " solución " nueva PSOE/ Ciudadanos o votamos a estos desarrapados , con coleta y rastras ? ¿ quienes pueden o quieren realmente mejorar todos estos desastres que ahora están ESTABLECIDOS en este país ? esa es la cuestión lo " otro " solo son teorías y quizás deseos ocultos .