16 abr. 2010

Tribulaciones... (2)

El juez Varela, martillo de Garzón, tiene un angélico concepto de la casta jurídica; nos ha recordado lo mal que lo pasaron durante la dictadura franquista dictando sentencias a diestro y siniestro, juzgando desde el TOP, de triste memoria, a homosexuales, nacionalistas, rojos, sindicalistas, demócratas y demás bestias negras del régimen nefando, y todo eso manteniendo la sonrisa comprometida. Me asombra que el magistrado tenga fama de progresista y la perplejidad me impide decidirme por la risa o por el llanto; sea lo que sea lo que al final escoja, carcajadas o alaridos, se me va a oír en las antípodas. Y conste que soy un feroz enemigo de la contaminación sonora.

*
Dicen que entre el juez campeador (Garzón) y el progresista enmascarado juez Varela lo que hay es una gran enemistad personal. Estoy con el periodista que sugería que se enviaran los padrinos y resolvieran sus cuitas a espada o pistola en el campo del honor; no me negaría a ser testigo y además garantizaría un fuerte aplauso para el vencedor y un sentido pésame para el vencido. Pero cuarenta millones de rehenes y ganancia para los fachas en esta pelea a cara de perro no es de recibo.

*
El Tribunal constitucional lleva cuatro años deliberando sobre si el Estatuto catalán está fuera de la Constitución al declarar nación a Cataluña y no nacionalidad como venía ocurriendo hasta ahora. Una cuestión de lengua que a mí me deja frío, en cambio las cuestiones de oído me afectan mucho más: no soporto como chirría el alto tribunal.

*
El cardenal Bertone ha asegurado que los casos de pederastia, a la que tantísima afición están mostrando ciertos eclesiásticos, no son achacables al celibato como suelen decir tantos ignorantes enemigos declarados de la santa institución, sino a la homosexualidad, se lo han dicho los psiquiatras. Lo que me intriga y por lo que daría cualquier cosa es por saber que le contaba él a los psiquiatras, no por malsana curiosidad, sino por contároslo a vosotros, claro.


_____________

4 comentarios:

jaramos.g dijo...

A diferencia de los demás escritos tuyos que con tanta satisfacción he leído y de los tanto he aprendido, en este me da la impresión de no tienes toda la información necesaria para un juicio equilibrado. Como digo, es una simple impresión. A la que añado un humildísimo (no es falsa humildad, te lo aseguro) consejo: ¿no es mucho más interesante quedarse en el ámbito temático en el que normalmente te mueves, muy superior, sustancioso y noble... que este de los subsuelos políticos? Saludos.

Angus dijo...

Lo de la razón de algunos, ( no el periódico) es para analizar despacio.

Arcadio R. C. dijo...

Tu crítica, amigo jaramos, es radical porque si fuera cierto que mi juicio no es equilibrado ni siquiera podría, desde él enderezarlo, ya que falta de información no es, te lo puedo asegurar. Prefiero pensar que simplemente no coincidimos en la apreciación de la realidad, que es lamentable, pero menos grave.
Si es verdad que cometo alguna simplificación, pero en este tipo de composición es inevitable y siempre se cuenta con la inteligencia el lector para que haga la necesaria adaptación.
Gracias por tu aportación y un saludo

Arcadio R. C. dijo...

El "si" de "si es verdad" es afirmativo "sí"