14 jul. 2015

Ahora en común

La nueva oferta política de la izquierda, Ahora en Común, me parece un suceso trascendente a tan pocos pasos de las generales. Sin duda será decisiva en mi voto, aunque todavía no sé si porque la votaré con ímpetu o porque precisamente la excluiré de mis opciones y me inclinaré definitivamente por los socialdemócratas corruptos de siempre. Si no fuera porque la experiencia me dice que es un procedimiento inútil cogería un folio e iría poniendo en dos columnas enfrentadas los pros en una y las contras en otra, luego optaría por la de más peso. Digo que es inútil porque nunca supe pesarlas y al final me quedé con el mismo dilema sólo que abrumado por la frustración y con un folio menos. De cualquier forma, aunque sea a título de terapia (en estos momentos de tribulación me está haciendo falta alguna, la que sea) desgranaré algunos pros y contras a ver que sale. Ahí va (para la mejor comprensión de la cosa se recomienda leer por filas, primero un ‘pro’ y luego el ‘contra’ correspondiente):


PROS
CONTRAS
 Es una agrupación electoral, una convocatoria ciudadana, como las que tanto éxito han tenido en las municipales, que traerá frescura a la política y meterá en cintura a los partidos tradicionales.
 Es una agrupación electoral, una convocatoria ciudadana como las que se están ensayando en algunos ayuntamientos que traerá frescos a la política y dejará a los partidos ninguneados.
 Es el 15M pero sin crear una estructura partidaria que lo desnaturalice, como han hecho otros.

 Es el 15M sometido a la vigilancia de los partidos ocultos en la sombra, como nadie había hecho.
 Es una oportuna contestación a Podemos que ha mostrado más interés por liquidar a los partidos de la izquierda que por la unidad de todos, como se proclama.

 Es una oportunista contestación a Podemos buscando más su neutralización que la unidad de toda la izquierda, como se proclama.
 Está la Talegón

 Está la Talegón
 Pablo Iglesias se ha cabreado
 Pablo Iglesias se ha cabreado.



No avanzo. Terapia fallida. Creo que lo voy a dejar para más adelante. En todo caso, como he leído en la prensa de la derechona que el PSOE ha puesto a enfriar el cava, veré si pillo una copa que eso también anima.