29 may. 2010

Tribulaciones... (6)

No quiero parecer un enterado pero creo que tengo una solución para este lío de los bancos y las cajas. De acuerdo que unos y otros hacen lo mismo y que es inútil la convivencia de los dos modelos, pero yo propongo que lo que se quite sean los bancos. Al menos así tendremos clubes de baloncesto y residencias de ancianos (que cada cual arrime el ascua a su sardina). Eso sí, con la condición de que a las cajas las dirijan los ancianos de las residencias y los jugadores de baloncesto, si no estamos en las mismas.

*
Caja Sur resultó ser un nido de curas (Gómez Sierra y los 40 canónigos), hasta el sindicato mayoritario de sus empleados (Aspromonte) era católico. Te acercabas a la caja en busca de una solución económica y salías con la absolución canónica. Al final curas y sindicalistas se echaron al monte (no de piedad), por lo que Fernández Ordoñez, desde el vaticano financiero, asegura que les impondrá una dura penitencia. Ya será menos. Otros a los que hay que descartar para dirigir a las cajas: ni curas, ni aspromontistas.

*
¡Uf! Menos mal que por fin me congelan la pensión. Ha estado en un tris que no saliera en el Congreso. No sé cuanto me hubiera correspondido de subida este año, lo mismo 4 ó 5 €, pero ¿qué habría tenido que ocurrir?: muy probablemente el gobierno habría caído y, a renglón seguido, el crack de la bolsa hubiera sido inevitable; pero, la peor parte se la habría llevado la deuda, nuestro punto débil, que habría incrementado el diferencial con el bono alemán en 1000 puntos, como poco. En estas circunstancias nadie hubiera podido impedir la bancarrota del Estado y es posible que nos hubieran expulsado de la zona euro. Ni que decir tiene que la repercusión internacional habría sido catastrófica: los bancos franceses están de deuda española hasta las orejas, muchos habrían quebrado; Sarcozy habría presionado a Merkel para que soltara la pasta y es muy posible que hubieran llegado a las manos, de modo que Obama habría tenido que intervenir para que no se sacaran los ojos y para convencer a los chinos de que compraran deuda europea y euros a toda pastilla, seguramente con la promesa de alojar al Dalai Lama en Guantánamo. Quita, quita, no quiero seguir analizando consecuencias, dejo los cuatro euros y así podré dormir, ya tengo bastante con la mala conciencia de ser andaluz, que, como todo el mundo sabe, vivimos subsidiados, sea lo que sea lo que eso signifique.

___________________

NOTA. A partir de ahora las tribulaciones en tribularca.blogspot.com 
___________________

No hay comentarios: