2 nov. 2010

La Flaquita

El año pasado por estas fechas, aprovechando la festividad del día de difuntos, me hice eco en un post, La Santa Muerte, de un culto que ha emergido en México en los últimos años. Hay cultos agonizantes (cristianismo), cultos persistentes en su look medieval (islamismo) y cultos novedosos como el que nos ocupa. Algunos lo descalifican por considerarlo una excrecencia espiritual del narco y del hampa en general (¡Mira por donde el narco tiene vida espiritual! Pero es que además el cristianismo extrajo a sus primeros seguidores de otro submundo, el de los esclavos); para muchos es una construcción sincrética del cristianismo y otros intereses espirituales indígenas (¿No fue el cristianismo una síntesis de muchos cultos de la época: judaísmo, mitraísmo, mazdeísmo, etc., etc.?); hay quien lo degrada a la condición de folclore (¿Quién puede separar con claridad las manifestaciones folclóricas de las religiosas, en cualquier cultura?).

No defiendo el culto a La Santa Muerte, sólo me divierte y, si he de ser sincero, a pesar del rito de echar humo de un puro a su imagen o de ofertarle bolsitas de droga, me ha despertado una especial ternura desde que algunos de sus seguidores tomaron mi artículo de entonces como lugar idóneo donde colgar sus plegarias. A falta de santuarios, de una liturgia propia bien desarrollada, de un clero que dirija y aconseje, algunos fieles de la Santa Muerte han usado mi blog como muro de lamentaciones, como oratorio virtual. Los hay que preguntan con timidez, declarando ignorancia, como Diego Allende, aunque apunta ya su inclinación:
«hola yo quiero pedile un deseo ala santisima muerte pero no se como hacerle quiero que me digan como hacerle para pedirla un fabor»
O como Enrique Ortiz, evidentemente alcanzado sin discusión por el dardo de la fe:
«un saludo y con mucho respeto ha todos los participantes de este paguina y de la santa muerte ha la cual me gustaria saber mas de ella y ser parte de todo y saber mas de suss milagros y como le tienes que rezar para que te ayude y que le ofrendas bueno me despido de todos ustedes espero m ayuden este es mi correo…»
Algunos me agradecen mi involuntaria participación:
«hola soy monse yo tuve un encuentro con la santa muerte y ella me dijo que le llamara chabelita desde entonces le tengo fe y mis miedos cambiaron hacia ella y ahora toda mi familia es devota de ella gracias a Dios y a ella estamos muy bien me gusta este espacio por que asi me encuentro con personas que tambien an tenido experiencias con ella gracias por este espacio.»
Desde luego La Flaquita se comporta con sus fieles, vean si no:
«hola soy creyente de mi hermosisima nina blanca estoy en un trance muy dificil y ella es la que me da fuersas para segir apesar de que mi famili es cristiana mi nina me a dado la fuerza para enfrentarme a todos ellos y dejar claro el respeto mutuo con sus oraciones que le ofresco todos los dias ella me a levantado antes yo lloraba me deprimia por mi nonvio el cada que el queria terminava con migo y yo rogandole ahora noooo mi nina me dio fuerzas y miren el es el que me llora me ruega y todoooooooosss todooooos los dias me habla me cela es algo increible pero esto es dado por la feee que deposita uno acia ella!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! mi nina es es algo que no tengo palabras para explicar la quiero la adoro mi ninnnnaaa te amooooo.»
O Daniela, también feliz y agradecida:
«soy una devota y le agradesco por concederme mi peticion te adoro niña blanca hermosa.
quiero demostrar mi fe infinita hacia a la santisima muerte te adoro reina preciosa!! sere tu devota hasta el dia que acaben mis dias en este mundo y despues mi alma sera tuya , santisima reina»
Pero hay que pedir, hay que pedir con fe, en verso o en prosa:
«santa muerte de mii corazon
sabes todo por lo qe estoi psando
por el chavo al que amo con todo mi corazon
y pues a el le inventaron cosas de mi y pues me dejo
yo qiero qe me ayudes y me consedas todo lo qe te he pediido
por loq e mas qieras mi flaca ayudame
no me desampares
nunca te fallare nuca dejare de agradecerte todoo
por qe io se qe no me fallaras
y me consederas lo qe te pido
tu ya sabes qe es
te amoo mi flaca
siempre estas en mi corazón»
O como Viridiana que se identifica místicamente con ella:
«yo kiero ke nuestra flakita deje ke enytre en su corazon ke me ayude a ke mi marido regrese kon migo
yo ya soy tu mi flakita»
Y así una larga sucesión de agradecimientos y pesares, de alegrías y de peticiones. Nunca pensé que iba a ser vehículo de una fe y menos de algo tan exótico y a la vez tan sentido. Con razón dicen: nunca digas de este agua no beberé. Ahora resulta que les he cogido cariño y no sé cómo hacer más visible aquel post para que sigan y sigan colgando en él sus oraciones.

1 comentario:

eclesiastes dijo...

En la Argentina hay un culto parecido; San Lamuerte.
Las santidades y devociones populares, que cosa mas tierna.
A mi siempre me han parecido mas sagradas y mas serias que las de los oligopolios.
El "epiritu de frontera", un terreno fertil.
Hay un ensayo sobre devociones populares argentinas muy bien hecho en la biblio de mi ... A ver si lo recupero para citarlo correctamente ( ... o coleftamente ...).
Por cierto, las imagenes de San Lamuerte, para hacerlas operativas, han de ser bendecidas por un sacerdote catolico.
Estoy viviendo al laito del Templo Expiatorio, asi que voy a activar las mias robandole la bendicion a Susan. Mi vocacion, en el sentido weberiano del termino, es la de imaginero; sueño con producir para los mercados oficiales y los para-.

¿ Conoces la historia de Santa Librada ? Viajo de Siguenza a Sudacalandia, transformandose a cada paso.
Los cultos se adaptan a las necesidades y las capacidades de cada tiempo lugar. Por eso es tan absurdo pretender a unos ingenuos, desviados, y a otros limpios y originales.
Seguir el recorrido de los que entraron en el santoral oficial muestra unos devenires fascinantes y arremezclados, tambien.
Una Mitologia.

Otra vez comentario demasiado largo.
Cariño, Respeto y Libertad.
Hace falta, tal como esta el patio.
( sobre mi patio, helicopteros con amplificador puesto; karcelona parece la entrada de Apocalipse Now ...)